CALZADO DE PIEL, VENTAJAS.

CALZADO DE PIEL, VENTAJAS.

CALZADO DE PIEL, VENTAJAS.

Si alguna vez has utilizado unos zapatos sintéticos sabrás que es lo peor que le puede pasar a tus pies. Rozaduras, mal olor, hongos… y por si fuera poco es un dinero tirado porque duran tres telediarios, con mucha suerte.

Pero no quiero hablaros de las desventajas del calzado sintético, lo que quiero es que conozcas las ventajas y cuidados del calzado de piel.

Existen distintos tipos de piel según su acabado, pueden ser de ante, de serraje, cuero o nobuk.

La piel es un material muy flexible que se adapta al pie de forma natural aportando comodidad e impidiendo que aparezcan rozaduras.

El calzado de piel es garantía de durabilidad. El precio puede ser superior pero gracias a la durabilidad del material el calzado de piel resistirá mejor el paso del tiempo. Además los tintes utilizados son naturales, lo que evita alergias.

La piel es un material poroso que permite que los pies transpiren y se mantengan libres de hongos.

A la hora de cuidar y mantener tus zapatos en buen estado hay que distinguir entre los distintos acabados. Si lo que quieres es limpiar unos zapatos o botas de serraje, ante o nobuk, debes cepillarlos con un cepillo suave y aplicar productos específicos para este tipo de piel.

En el caso de la piel pulida bastará con aplicar un paño suave para la limpieza de las posibles manchas y aplicar una crema protectora del color del zapato y rematar con un cepillado suave para sacar brillo a la piel.

Existen impermeabilizantes para el calzado de piel, porque el agua es el peor enemigo de la piel, ya que al ser porosa absorbe la humedad. Si por mala suerte no le has puesto el impermeabilizante a tus zapatos y te ha cogido la lluvia, no te preocupes. Rellena los zapatos con papel de periódico y déjalos secar, nunca utilices un secador ni ninguna fuente de calor porque lo que harán es cuartear la piel y estropear tus zapatos.

Elige para tus pies calidad, comodidad y salud.